Beneficios de equipar tu Lavandería

Si al momento de emprender con el negocio de lavandería empezaste con equipos domésticos o de segunda, porque no contabas con la economía suficiente para equipar tu negocio, nosotros hemos realizado un artículo en base a nuestra amplia experiencia sobre lo favorable que es para tu lavandería ser equipada:

1.- Compites en el mercado

Adquiriendo equipos de última tecnología lograrás desarrollar un trabajo profesional que te ayudará a fidelizar a tu cliente. Sentirá qué está pagando por un servicio de calidad porque comprobará que con tus equipos las fibras de su prenda no se dañan ni pierden color.

Recuerda que todos los equipos cuentan con un tiempo de vida, y que si empezaste con uno modesto en algún momento ya no lavará más

2.- Negocio rentable

Si ya cuentas con un negocio de lavandería, comprenderás que las ganancias son considerables cuando ya tienes a un público que conoce de tu servicio.

No necesitas una inversión elevada para que el negocio empiece. Contando con la maquinaría, insumos, el local y la implementación del mismo, podrás decir que ya cuentas con un negocio de lavandería.

A muchos de nuestros clientes le recomendamos empezar un Combo Aplilable Speed Queen y una vaporeta. El combo porque con ese equipo podrás lavar y secar en un mismo equipo. Lo que te permite ahorrar espacio y aceleres el proceso de lavado;  la vaporeta le dará el acabado profesional que todo cliente espera. Recuerda que la forma de cómo entregues la prenda a cada cliente marcará el punto de partida si es un cliente fidelizado o un cliente de paso.

 

3.- No tercerizas tu negocio

El problema más frecuente para una lavandería es cuando no  cuenta con el equipo adecuado para realizar el servicio. Y tienes que mandar a que tu competencia realice el servicio, corriendo con la intranquilidad de que se dañe la prenda o no desarrollen un servicio de calidad como tú lo sueles hacer.

Ternos, vestidos de noche, edredones, entre otros; son las prendas que más requieren que tu lavandería cuente con un equipo industrial para satisfacer la necesidad de tus clientes.

Por último, ten una visión futuro y comprende que adquirir un equipo no es un gasto, sino una inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *